Transpirenáica, Ruta Dos Mares 2019

Transpirenáica, Ruta Dos Mares 2019

Una vez más nuestro punto de partida de este viaje, ideal para afrontarlo en los meses más calurosos del año, será Hondarríbia.

Correo una semanas antes al grupo con distintas instrucciones, nombre y dirección del hotel, hora del briefing de bienvenida, consejos para el viaje, cuaderno de ruta, tracks, etc, y el mecanismo se pone en marcha ¡Nos vamos!

Etapa 1: Hondarribia – Jaca

Etapa 2: Jaca – Viella

Etapa 3: Viella – Rosas

Todos como locos por comenzar esta travesía en moto por los Pirineos

Hondarribia 19:30 pm. La organización está pendiente de la llegada de todos los participantes para la entrega de documentación, contratos de agencia, cuadernos de viaje, y de los wellcome pack con los distintos regalos que acostumbramos a dar en organizados.net con ayuda de nuestros partners técnicos. Después, un distendido rato de charla para conocernos mejor y sentar las bases del funcionamiento de un viaje en moto en grupo. Precisamente, la gran ventaja de viajar con una agencia que pone a tu disposición dos guías en moto, es que puedes ir a tu ritmo, más rápido o más despacio, que siempre tendrás a un guía por delante esperándote en intersecciones y cruces, y uno detrás para darte soporte en el caso de que lo necesites. Dicho esto…nos vamos a cenar, que hay hambre.

Como no podía ser de otra manera, nuestro centro de avituallamiento para el comienzo de esta aventura por los Pirineos es uno de los restaurantes con mejor fama de la zona, el Kupela.  Restaurante en el que degustaremos los platos tradicionales y los mejores productos de esta preciosa tierra. Aquí ya nos vamos conociendo mejor y echando unas risas. No hay que despistarse, mañana hay que madrugar para aprovechar el día.

Parece que a los murcianos les han gustado las cazadoras de este año.

A juzgar por las caras de satisfacción, parece que el rape al horno, uno de los platos estrella,  fue todo un acierto.

Hondarribia - Jaca ¡Comienza la ruta!

Desayunamos y partimos rumbo a Jaca. Hoy comienzan las curvas con un verde y frondoso paisaje como escenario. Lesaca, Echalar, Zugarramurdi o Maya, son algunos de los pueblos Vascos por los que pasamos mientras disfrutamos sobre nuestras motos del increíble día despejado y de las carreteras sin demasiados coches. Ponemos dirección a la famosa estación de esquí de Candanchú, todo un espectáculo hacerla en moto, pero antes cruzaremos a terrirorio francés para visitar algunos de sus pueblos. Paramos unas cuantas veces para hacer fotos y tomas de vídeo con el drone. Seguro que saldrá un vídeo muy bonito.

En el alto de Izpegi paramos a tomar un café mientras disfrutamos de unas vistas increíbles.

Saint Jean de Pie de Port bien se merece una parada. Recorremos sus calles y aprovechamos para tomar el aperitivo.

Entre paseo y paseo parece que el hambre no nos encoje y decidimos continuar cogiendo curvas y más curvas. Entre caminos y ríos llegamos a un precioso alto en la montaña donde hay un bonito restaurante de madera con un montón de gente. En media hora nos pone de comer, pues ya está, dicho y hecho.

Probamos los distintos platos que «trabaja» nuestro amigo del restaurante y continuamos, ¡Que a este paso no llegamos! Amplias y rápidas horquillas para quitarnos la modorra de después de comer y donde nos divertimos como niños.

Ha llegado el momento de tocar otro de los pueblos que comentamos en nuestro cuaderno de viaje, Accous. Tenemos que alejarnos un poco de la ruta de Jaca, pero merece la pena. Unos 40 kilómetros de asfalto un poco regular que discurre por naturaleza virgen y donde no te cruzas con bicis, coches, ni peregrinos. Un lujazo. Cayetano y el amigo Juan Carlos, que decidió acompañarle, lo hicieron dos veces. El despistado de Cayetano se dejó las gafas en el restaurante donde comimos y tuvo que volver a por ellas.

¡Por fin en Jaca! Una ducha, un poco de relax y nos vamos a cenar dando un ligero paseo al centro, que tenemos que probar todos los pinchos.

Jaca - Viella

Parece que esta noche hemos descansado. Un copioso desayuno y cogemos nuestras motos.

Hoy volvemos a cruzar la inexistente frontera entre España y Francia. Primero nos dirigimos a Sabiñánigo para subir hacia Formigal, pasando antes por el idílico Sallent de Gallego y su lago que le confieren ese aspecto propio de un cuento de hadas ¡Tenemos que sacar el dron e inmortalizar este momento!

Ya desde Formigal disfrutamos de la espectacular bajada hacia Laruns.

A partir de aquí comenzamos a hablar con propiedad y a llamar a los puertos por su nombre. El próximo, y en el que paramos a tomar un tentempié es el Col´d Aubisque. Aquí nos sorprende Xavi, quien entre café y cocacola nos saca de las maletas de su Kawa un queso y un jamón serrano que hasta el caballo reclamaba su parte.

Parece que el plato fuerte se aproxima, sólo por su afamado nombre, pues aquí son todos igual de espectaculares, hablamos del Tourmalet. Espectacular subida la que hacemos con un parón importante para que las vacas continúen pastando a sus anchas. Los fotógrafos, apostados a los flancos de las mejores curvas, disparan sobre tí sus cámaras fotográficas para, posteriormente y bajo el módico precio de 12 euros, venderte una foto con el pirineo de fondo. Esta es otra de las ventajas de viajar con una agencia especializada. Llevas tus seguros, tus guías, y te llevas un amplio reportaje fotográfico incluido en el precio.

El circo que se organiza en el Tourmalet es digno de foto. Chinos por doquier, turistas curiosos, moteros ávidos de curvas… esto es un follón,  un precioso follón. Estamos de suerte y encontramos sitio en nuestra mesa de siempre, bueno, venimos una vez al año pero es la mesa que más nos gusta.

La foto en el Tourmalet no puede faltar, ¡Aunque haya que subirse a lo alto del muro!

Después de este merecido descanso fijamos nuestro rumbo en Viella, en pleno Valle de Arán. Dando un paseo por este pintoresco pueblo llegamos al restaurante donde ya tienen todo preparado para darnos de cenar. Ya llevamos dos días juntos y las risas predominan en esta cena.

Viella - Rosas

Esta mañana fijamos nuestro objetivo en Roses, rodando por Baqueira, la preciosa Llavorsí, con el Noguera Pallaresa repleto de turistas haciendo rafting. Compramos, para no faltar a nuestra costumbre, unos décimos de lotería de Navidad en Sort, en la famosa Bruja de Oro y seguimos por La Seu d´Urgell hasta llegar a nuestro punto de destino y  completar nuestra ruta dos mares.

Precioso viaje en el que los pequeños pueblos de alta montaña, a veces franceses y otras españoles, te trasladan a escenarios y momentos de una verdadera película.

No Comments

Post A Comment

Translate »
viajes moto marruecos

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra Newsletter y participa en el sorteo de este Softshell

 

Gracias! Te mantendremos informado