SUDÁFRICA ADVENTURE

SUDÁFRICA ADVENTURE

Vida salvaje, bahías y playas de arenas blancas, una gastronomía y cultura al vino extraordinaria, es tan solo parte de lo que la ruta 62 y la Garden Route nos ofrecerán en esta inigualable aventura en moto.

WILD LIFE & GASOLINA

Por David Colash

Son momentos difíciles los que vivimos mientras escribo estas líneas. Espero que cuando llegue a vuestras manos este relato, el virus, que nos está cribando sin compasión, quede erradicado y disfrutemos de la libertad que nos ofrecen los viajes en moto. Y ahora paso a relataros esta ultima aventura en moto vivida en un continente que me fascina particularmente, Africa. Prueba de este amor es el pesado y tedioso sacrificio por el que hay que pasar para llegar hasta ella, volar y volar!!! Pero seguiría y seguiré haciéndolo de mil amores.

Solo teníamos que volar 12 horas para hacer una escala de 3 en Addis Ababa, otras 3 horas hasta Johannesburgo ya “enlatado” hasta Nelspruit, Malelane y… et voilá, hoy dormimos a los pies del Parque Nacional Kruger. Casi dos millones de hectáreas plagadas de vida salvaje dormirán esta noche muy cerquita de nosotros.

Desde el espectacular mirador del hotel podemos contemplar como se las apaña la fauna salvaje ahí fuera. Si además esta “película” la aderezamos con una Black Label muy fría, cerveza Sudafricana excelente,  y la magnifica compañía de todos los amigos que compartirán esta aventura con nosotros, creo que no podemos pedir más.[/vc_column_text]

-Chicos!!! Dos Black Label y a la cama, que mañana hay que levantarse a las seis para estar pronto en el parque.

Lo dicho, 6:00 horas y el despertador sonando. Aunque yo ya estaba despierto desde hace rato. Ronquidos de mi compañero de habitación o nervios? Que creéis? Mañana compro tapones. Jejeje. Ya os he respondido, no?

Por cierto ahora que menciono a mi socio, si si el de los ligeros ronquidos es el 50% de organizaDOS.net, no puedo dejar pasar este relato sin compartir con vosotros una imagen que quiero que elaboréis en vuestra cabeza, esto solo fueron las dos primeras noches, las del Kruger.

Habitación de madera con techos abuhardillados, cama de 90,   junto a ella un pequeño lavabo de cerámica y, ahora viene lo mejor, un dosel desde el que se despliega su blanca e impenetrable tela para los mosquitos y que cubre toda la superficie de la cama. Que os ha venido a la cabeza? La imagen de la película de la Bella Durmiente o algo parecido verdad? Era muy tierno.

Ahora fuera de bromas. Sudafrica y más aun el Parque Natural Kruger por su vegetación y climatología son zonas donde habita el Anopheles, mosquito de la Malaria. Una semana antes de viajar hasta aquí es conveniente tomar un medicamento que evite que esta pequeña traviesa, porque es ella la picarona,  te transmita una enfermedad que se convierte en crónica. El uso de repelentes también es ineluduble. Entendéis ahora el porque de la tierna escena del dosel en la bonita habitación de madera? Si eres una persona a la que pican con facilidad toda precaución es poca.

A las 7:00 ya estamos en las taquillas del Parque para identificarnos y hacer el checking de entrada. El Parque Nacional Kruger es el primer Parque Nacional de Sudafrica y cuenta con 1,25 millones de visitas al año. El recorrido esta perfectamente asfaltado y… con un buen firme!!!. La próxima vez les propondremos entrar con las motos. Jejeje

Comienza el safari

Comienzan dándonos la bienvenida los antílopes, cebras y demás herbívoros que se dejan ver con más facilidad. No llegamos a ver al rey de la selva hasta después de una exquisita comida, parada que hicimos en uno de los restaurantes que hay repartidos por el parque y donde he de decir que comimos muy muy bien. Pues ahí está, y además no queremos molestarle porque su señoria se esta echando un siestón de pijama y orinal, como decía mi abuela, tumbado plácidamente en medio de la carretera por la que estamos circulando. Un pequeño rodeo para no molestarle y a seguir. Fue a partir de este momento cuanto pareció despertar la vida salvaje y a realizar ante nosotros todo tipo de demostraciones de vida en libertad como la caza, paseos con las crias, etc, en este verde y selvático parque muy distinto al Serengueti, mucho menos verde y concentrado de vegetación. Ambos impresionantes.

Vamos en los coches con, literalmente la nariz pegada a los cristales de las ventanillas contemplando a los animales que siempre hemos visto en revistas y documentales, esta vez en su hábitat, en libertad y a cuatro pasos de nosotros. Otro sorpresón, una manada de elefantes dando un paseo con sus hijos. Es mas parece que también les ha dado por quedarse un rato en nuestra única línea de recorrido. Aprovechamos para sacar muchas fotos del momento y dar tiempo a esos inmensos cuerpos a continuar.

Son las 17:00 horas y debemos dirigirnos a la salida, el Parque cierra sus puertas a las 17:30. Pasamos por un rio, el Krokodil river, y decidimos parar para contemplar la numerosa vida salvaje que también habita en él. Cocodrilos e inmensos hipopótamos son los reyes.

[/vc_column][/vc_row]

Una divertida cena cargada de emociones y una ultima cerveza, en ese mirador del hotel del que os hable al comienzo, ponen la guinda final a este enorme pastel de emociones y experiencias vividas hoy en este ciuidadisimo parque natural. Esta mañana el despertador nos da un poco más de cancha y es a las 9:00 horas cuando nos deleitamos con un magnifico desayuno a base de cereales, yogourt y frutas, de lo mas healthy. Es aquí donde decidimos sacar a volar nuestro drone. Un plano aéreo del Kruger nos lo tenemos que llevar a España. Cuatro horas de camino a Johanesburgo nos esperan antes de volar de nuevo pero esta vez rumbo a Cape Town, la gran Ciudad del Cabo. Vamos como quinceañeros en un autobús rumbo al viaje de fin de curso, cantando y riendo como adolescentes. Se aprecia en el ambiente que el momento moto se van acercando. Que nerviooos!!! Dos taxis son los encargados de desplazarnos hasta nuestro hotel en esta maravillosa y multicultural ciudad. Mañana recogeremos nuestras maquinas para empezar a rodar por estas tierras hasta intentar ver al gran tiburón blanco, en Hermanus. Pues eso, que ya sonó el despertador y desayunamos de nuevo un health breakfast, risas, etc, pero que nos vamos a por las motos. Unos en la furgo de apoyo, una Vito muy chula con los rotulos de nuestra agencia de viajes y casi a estrenar, y otros en taxi. La entrada al concesionario donde recogemos las motos es lo mas parecido a cuando llevaba a mis hijas a Cortilandia en Madrid. Locura, felicidad y desenfreno son los adjetivos que describen esta situación. Unos mirando ropa, otros probándose cascos y otros haciendo fotos de sus flamantes maquinas.

Nos vamos!!! Una mezcla de Harleys y de Bmws inundan las calles de Ciudad del Cabo. Hout Bay es quien nos muestra el comienzo de este viaje en moto. Impresionantes costas y acantilados con aguas turquesas nos acompañan en el continuo baile de curvas.

Atravesamos la reserva Tokai Park con antiguas y ya extintas plantaciones, y también Noordhoek y sus extravagantes bodegas, que por cierto visitaremos en profundidad el último día. Nuestro objetivo de hoy esta fijado en Stellenbosch, hablar de bodegas es mencionar a este ciudad. Será nuestra primera visita bodeguera y donde nos limitaremos a ver, escuchar y aprender todo lo relativo a la elaboración de este caldo  Sudafricano, excelente por cierto. Las catas las realizaremos por la tarde/noche cuando las motos descansen plácidamente en sus garajes. Al menos esa es la intención. Antes de todo esto Pelikan Park nos mostrará la Sudafrica de playas azules y blancas arenas. La carretera se encuentra cubierta de esta fina arena por la presencia casi permanente de viento. Provoca un efecto óptico bajo las motos realmente bonito.

Stellenbosch ya estamos aquí!!! Visitamos una bodega con una decoración y vistas que por momentos nos hacen sentir como si estuviéramos en medio del campo, entre viñedos. Nos reciben y acompañan a nuestra sala donde nos explican las características tan peculiares de los vinos de esta región, y de esta bodega en concreto. En esta ocasión la cata la hacemos expulsando el cotizado elixir en una escupidera, causa por la que a algunos de los allí presentes se les escapa alguna que otra lagrima. Tokara es un excelente reserva y el culpable de tanto lagrimón

Es hora de continuar por estas exóticas carreteras costeras. Unos cuantos kilómetros mas y podremos relajarnos con una divertida comida. También en este restaurante antes de servirnos la comida un lugareño, con pinta de guiri londinense, se acerca a la mesa y casi con micrófono en mano nos da la didáctica charla del vino de sus bodegas. Aquí la divertida variante con la que nos vemos sorprendidos es que esta cata carece de escupideros, y que también se combina este caldo blanco con unos deliciosos chocolates que deben alternarse convenientemente con cada uno de los vinos. Divertidisimo!!!

Continuamos por Franschhoek, capital de la comida y el vino. Un pueblecito encantador con un ambiente muy neerlandés y francés (su propio nombre lo es) y una de las localidades más antiguas de Sudáfrica. Y seguimos por Franschhoek Pass. Este paso hasta la cuidad de Hermanus es una autentica gozada para cualquier motero. Aquí se encuentra la entrada a la reserva natural de Mont Rochelle. Las vistas, la calidad del asfalto y la sensación de inmensidad que desprende el entorno hacen que vayas riéndote a carcajadas en la intimidad que te ofrece el casco. Al parar a hacer unas fotos desde un precioso mirador nos encontramos con varios moteros alemanes, los cuales coinciden  con nosotros en la singularidad y espectacularidad del entorno. Por fin llegamos a Hermanus, donde da comienzo la famosa Garden Route, ruta de bahías y playas vírgenes con increíbles dunas de arena  blanca y conocida como una de las rutas más bellas del país.

El precioso hotel, casi colgado del acantilado, que nos albergará esta noche es el encargado de darnos la mala noticia, aunque por como estamos viendo el estado del mar en la puerta del hotel, ya nos lo imaginábamos. La previsión es muy mala, y eso significa que posiblemente mañana no podamos ir a ver al gran tiburón blanco. No os creáis que esta noticia nos arruina la tarde/noche. Estamos en tierras de vino y muy buena carne, no? Pues adelante, hoy la cena la haremos en un curioso restaurante donde las velas que adornan las mesas se comen, son de grasa animal, y la carne te la muestran primeramente etiquetada con su nombre y peso. Como nos ponemos!!! Menos mal que mañana volvemos a “tirar” de Healthy breakfast, también llamado desayuno saludable.

Son las 6:30 de la mañana cuando nos comunican que efectivamente el mar esta imposible para hacer la inmersión al tiburón. No pasa nada, no vamos a cejar en el empeño. Lo intentaremos el penúltimo día. La idea no era la de volver a pasar por Hermanus pero si conseguimos una tregua de la mar en estos días, lo haremos. La ruta de hoy hasta la Mossel Bay es larga y con tramos no aptos para cardiacos, es una forma de hablar y después podréis comprobar porque. Ya a unas decenas de kilómetros de Hermanus uno de los integrantes del grupo comprueba que el pulsador de la leva del cambio del pie se ha perdido. Estamos en  Gansbaai y vamos a aprovechar para pedir ayuda a un taller que encontramos próximo a la carretera. En una hora lo dejan solucionado y podemos continuar con nuestra ruta.

La sorpresa en la ruta del día de hoy , y que os he avanzado antes, es que intentaremos llegar al famoso Cabo de las Agujas, o Cape Agulhas, por una alternativa muy divertida y cargada de emociones pero un poco…off-road?. Vamos a hacer también parte de la reserva natural De Hoop, patrimonio de la humanidad de la Unesco, una de las mejores zonas de observación de ballenas del mundo y residencia de muchas especies de animales entre las que destacan las cebras de montaña, más pequeñas que las que vimos en el Kruger.

Llegaremos al punto mas meridional de Africa por despoblados caminos y desérticas playas. Lo que viene siendo un… rizar el rizo?

Manos a la obra!!! Mas bien pilotos a sus puestos!!!

La cantidad de lluvia que a caído estos días atrás ha complicado bastante los recorridos que tenemos pensado seguir. Algunos caminos cortados por obras y otros por exceso de agua pero nos proponemos llegar a nuestro destino de una forma peculiar y así lo vamos ha hacer.

Llegamos al punto mas meridional de Africa, lugar en el que confluyen el Oceano Atlantico y el Indico y en el que se encuentran la corriente cálida de Agulhas y la fría de Benguela. Desde el faro sale un sendero de poco más de un kilómetro que discurre paralelo a la costa y en el que se puede ver un barco encallado en las rocas. También hay una escultura del relieve de África, donde se marca la unión de los océanos Atlántico e Índico y lugar donde se encuentra el famoso cartel protagonista de miles de fotos con turistas. Por cierto, los méritos de cabo famoso siempre se los atribuye el Cabo de Buena Esperanza, craso error puesto que el Cabo de la Agujas es realmente el protagonista de esta ubicación. Precioso sitio en el que es inevitable fotografiarte con tu compañera de viaje. Tu novia no jode…!!!, tu moto. Jejeje. Pues vamos a sacar el drone otra vez, no? Una vista aérea de este hermoso punto también nos la queremos llevar a España. El dia de hoy ha sido especialmente duro por el exceso de barro que encontramos en algunos tramos. Las Bmw gs700 se movían como pez en el agua, incluso mas de la cuenta en ciertas ocasiones pero las Harleys, algunas de ellas de mas de 300 kilos… imaginaos!!!

Y ahora os pregunto. “-Creéis que ha merecido la pena rodar con nuestras motos por arenas salvajes, sin atisbo alguno del ser humano y con la compañía de las ballenas australes en el horizonte?”

Chapeau, chicos!!! de verdad.

Por cierto, el rodamiento trasero de una de las sportster que llevamos ha dicho basta, así que la subimos a la furgo para que haga el resto del viaje descansando. Esta vez su piloto tendrá que admirar las maravillas y sorpresas que nos muestra este asombroso continente desde un cómodo asiento de cuero.

Después de este “divertido” tramo lo que mas nos pide el cuerpo es una buena comida. Posterior al avituallamiento de rigor y pasando por Stuits Bay nos encontramos agua y mas agua, y en esta ocasión de lo que se trata es de subir los pies todo lo que puedas y mantener un ritmo constante de tracción porque el agua atraviesa, literalmente, las carreteras. Hablamos de carreteras de mas de 10 metros de ancho y con alturas de agua muy considerables. Quien dice que no llueve en Africa?

Llama nuestra atención la cantidad de vida salvaje que te encuentras en todos estos tramos recorridos. En ocasiones en vez de encontrarte como en España, cigüeñas y conejos en los márgenes de las carretas,  en Africa son los avestruces y los babuinos los que nos acompañan en la ruta. Continuamos hacia nuestro destino de hoy, Mossel Bay. Preciosa ciudad portuaria en la que ahora os cuento porque pasamos unas horas más de las previstas. Primero la cena. Aquí en Africa es muy difícil saltarse una comida o una cena, un pecado diría yo. Ya sabéis porque, no? Este viaje además de moto implica un festival gastronómico como pocos. En organizaDOS.net nos preocupamos mucho de que nuestros Riders disfruten no solo del viaje en moto, que es fundamental,  sino también de la gastronomía de cada una de las zonas que visitan o por las que pasan, cultura, vino y hoteles con el máximo de los encantos. La cena de hoy espectacular, como siempre, pero esta vez a base de un elaborado atún con sésamo y de unos enormes pinchos que atraviesan una extensa variedad de mariscos de la zona. Estamos cansados si, pero eso no evita que nos evadamos del duro y estresante día de trabajo, excusa barata,  tomándonos unas cervezas en un conocido “garito” muy cerca del hotel. En esta mañana creo que dejamos el health breakfast y lo sustituimos por un ibuprofeno, ufff. Llevamos las motos a lavar, practicamente no se ven las luces de la cantidad de barro que tienen.

Bien, la moto ha quedado como nueva. Este hombre es un crack!!!

Nos ponemos en marcha poniendo foco en nuestro objetivo de hoy, Barrydale, Pueblo que no he mencionado aun y que posiblemente sea uno de mis preferidos de este viaje. Aquí dejamos atrás la espectacular Garden Route y comenzamos la famosa Ruta 62, donde una de las características de esta ruta es su mezcla de colores y paisajes entre montañas, viñedos, cerezos y lavanda. Además los cambios de temperatura son muy notables, se pasa de la lluvia al calor y al frío en unos kilómetros. Ruta enormemente ligada al mundo del motor y donde todos sus pueblos tiene un encanto muy especial. Pues eso, que nos vamos a Barrydale pero no antes de pasar por distintos pueblos de esta mítica ruta.  Ladismith, pequeño pueblecito bodeguero donde cada lugar al que miras parece replicar la década de los 60.

Oudtshoorm, donde hacemos obligada parada para saludar a nuestro amigo Ronnie, regenta el Ronnie´s Sex Shop.  Noooo, no dejéis volar tanto la imaginación que no es lo que pensáis. A ver intento poneros en situación, imaginaos, nada más entrar al parking tienes la sensación de que va a venir a recibirte George Clooney en pleno rodaje de la película Abierto hasta el Amanecer. Cuando entras al local, repleto de bragas y sostenes colgados del techo, billetes, fotos de carnet y otros multiples recuerdos que los viajeros han ido dejando como souvenir, y ves a Ronnie detrás de la barra, es cuando piensas “ Ya está!!! aquí es donde Tarantino vendrá a rodar la tercera parte de la película”. Entras y te sientes como si estuvieras en casa, simplemente escuchando las viejas baladas de heavy y saboreando una cerveza en un bar en mitad de un desierto desolado sin nada en kilómetros a la redonda. Nosotros le dimos una pegatina de organizaDOS.net y él nos hizo los honores pegándola justo debajo de un par de botellas de whiskey. Ahí la encontraréis. Todo un, personaje Ronnie y un curioso lugar en el que parar a tomar una cerveza muy fría y comprar unas camisetas de recuerdo.

Llegamos a Barrydale, pequeño y precioso pueblo que lleva el nombre de un conocido comerciante del siglo XIX, Joseph Barry, quien estableció una destilería que dio origen a la industria del vino de la zona. Joseph Barry Brandy, producido localmente, fue elegido mejor brandy del mundo en 2003. Con una población de 4000 habitantes, un clima templado y un gran amor por el rock y el motor, hacen que esta población se vea aumentada drásticamente en la temporada turística. Artesanía africana, música rock en vivo y locales con descarada y exquisita decoración rockmotor, es solo parte de lo que encontrarás en este pequeño pueblo integrante de la Ruta 62.

Una ducha que sabe a gloria y nos vamos de cena. Es entonces cuando comprobamos un curioso caso que a todo viajero que pasa del hemisferio Norte al Sur o viceversa le gusta comprobar. En el hemisferio Sur al dejar que el agua se escape por el lavabo  podemos comprobar como gira en sentido contrario a las agujas del reloj, y no como en el polo Norte, que lo hace en su mismo sentido. La Tierra gira sobre sí misma, pero la velocidad de giro es mayor en el Ecuador que en los polos del planeta. Eso provoca que los cuerpos en movimiento se desvíen de la línea recta y giren hacia la derecha en el hemisferio norte, y hacia la izquierda en el hemisferio sur. Mr. Coriolis, y este efecto que lleva su nombre, nos estan dando un poco de hambre.  Y uno de los restaurantes más acogedores que utilizamos en este viaje esta en Barrydale. Además el hotel esta muy cerca, así que hoy hay cata particular de vino.

Que pueblo mas acogedor y tranquilo y que cielo encuentras por aquí en noches despejadas. La escasa contaminación lumínica y la excelente ubicación geográfica en la que nos encontramos,  hacen que nos brinde un cielo cargado de estrellas que parecen hacer uso de  modernos leds para brillar con su máxima intensidad. Uy!!! Parece que esa particular cata de vino que hemos hecho en la cena esta haciendo de las suyas. Jejeje

Preciosa mañana, como todos los días, la de hoy. Un breakfast healht? Pues lo vamos a tomar en el Diesel&Cream, un bar restaurante temático donde tienes la sensación de entrar en una escena de los roadmovies americanos. Toda la decoración al estilo de los años 60. Muy recomendable para los amantes del motor.
Tienen una carta de batidos excelentes. Tomamos el pequeño que ya era enorme

Fotos y mas fotos del local por dentro y por fuera, merece la pena. Por allí  hay hasta una pequeña estación de servicio de los  años…bueno, muy antigua. También la recreación de un viejo motel, motos y coches clásicos, etc.

En fin, tenemos que regresar a nuestra época, coger las motos y continuar con este alucinante viaje, con suerte rumbo a nuestro ya conocido Hermanus. Ciudad por la que no pensábamos volver a pasar, pero recordad que hoy tenemos pendiente unas llamadas para comprobar si el mar estará apto mañana para intentar divisar ballenas y bucear para ver al gran tiburón blanco.

Os lo contamos todo en la próxima entrega.

Tags:
, ,
No Comments

Post A Comment

Translate »
viajes moto marruecos

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra Newsletter y participa en el sorteo de este Softshell

 

Gracias! Te mantendremos informado