Cañones y Curvas 2019

Cañones y Curvas 2019

Cañones y Curvas, así es como denominamos a esta ruta, pero perfectamente la podríamos llamar la Ruta del Buen Yantar.

Las tierras del Cid nos acogen en esta bonita ruta que transcurre por pueblos cargados de historia que conservan la cocina más simple y tradicional para disfrute del viajero.

La base para esta ruta de un día la establecemos en el hotel Las Baronas de nuestra amiga Nuria, motera también, que regenta el hotel donde nos alojaremos las dos noches en Santa Cruz de la Salceda.

Para romper el hielo nos dirigimos a Aranda de Duero para ir de pinchos, sin faltar la archiconocida morcilla, regada con un vino de barrica de la ribera del Duero. Allí visitamos una de las muchas de bodegas que horadan el subsuelo de la ciudad, cuevas que datan de siglos atrás y que nos acercan a aquellos tiempos en los que el Cid campeaba a sus anchas por estas tierras burgalesas.

Es sábado por la mañana y no nos podemos demorar mucho, pues los más de 350 Km  de ruta que tenemos por delante están plagados, no solo de curvas, sino de sitios y pueblos con historias que contar.

Desfiladero de la Yecla. Una pequeña muestra del poder de la naturaleza.

 

Covarrubias, conocida como la cuna de Castilla. Al fondo vemos el Torreón Fernán González, es la única fortaleza castellana anterior al siglo XI que se conserva.

Parte del grupo junto a una de las esculturas de Antonio López a la entrada de Santo Domingo de Silos

El grupo de organizados.net saliendo de Santo Domingo de Silos hacia Covarrubias

El grupo de organizados,net encerrados en la Colegiata de San Cosme y San Damián.

Hecha la visita es hora de tomar un pincho

La temperatura es idónea en esta época del año para rodar en moto.

Caleruega, el desfiladero de la Yecla, Covarrubias, Santo Domingo de Silos, Salas de los Infantes, Barbadillo del Pez, Mansilla de la Sierra, Pradillo, Sierra Cebollera, Cañón del río Lobos y para rematar la jugada, una visita a una de las bodegas modernas de la Ribera del Duero, para posteriormente y como colofón, apretarnos un ternasco asado al estilo tradicional entre pecho y espalda regado, por supuesto, con los mejores caldos de la zona.

Impresionante vista del cañón del río Lobos

Para finalizar la ruta entre Cañones y Curvas, no podía faltar la visita a una bodega de la Ribera del Duero.

Es domingo por la mañana y tenemos guardada una sorpresa: el museo de los aromas. Previo a una explicación del funcionamiento de nuestro sistema olfativo, es hora de poner a prueba las pituitarias de nuestro grupo motero.

Cientos de aromas al alcance de nuestras narices que nos traerán todo tipo de recuerdos. Como el de esta ruta que acabamos de realizar en donde hemos descubierto a un buen puñado de nuevos amigos.

 

 

Tags:
No Comments

Post A Comment

Translate »
viajes moto marruecos

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra Newsletter y participa en el sorteo de este Softshell

 

Gracias! Te mantendremos informado